En este espacio cada estereotipo ciudadano tiene su lugar. No me voy a reír de ellos, sino con ellos y vos podes prestar tu risa

lunes, 26 de marzo de 2012

LA UNIVERSIDAD ECLÉCTICA DE BOMBAL


Hoy voy a contar la historia de la Universidad Ecléctica de Bombal; casa de Altos Estudios (altos porque estaba en el primer piso de una antigua casona) que me ha condecorado con el título de Profesor Emérito (del latín e-. “fuera de”: Emérito; Eliminar; Etc.).

Dicen las malas lenguas –y otras no tan malas- que esta Universidad fue fundada allá por la segunda mitad del siglo XIX (1863) y la ubican geográficamente en la margen oeste de la Laguna Setúbal o Guadalupe (no hay acuerdo sobre el nombre del espejo de agua). Sin embargo los historiadores revisionistas ofrecen datos –no documentados- que establecerían su fecha de fundación por el 1937, ubicándola en el ejido urbano de Los Quirquinchos. Quienes nos formamos intelectualmente en esta Universidad preferimos no perder tiempo en discusiones superfluas y, reunidos en el Principado de Bombal, partimos la diferencia y establecimos como fecha de fundación el 1 de enero de 1900.
El eclecticismo marcó a la Academia desde su fundación. Sin embargo, no fue óbice  para que desarrollara las grandes teorías que, con el tiempo, serían su orgullo y la envidia del resto.
Nadie puede desconocer la elaboración de la célebre Teoría de los Grises (no todo es blanco o negro, hay grises también); o su fundamental y gran aporte al fútbol argentino con su Teoría del Promedio (recientemente puesta en duda por el efecto búmeran). Como tampoco nadie puede hacerse el distraído en cuanto al gran aporte a las ciencias a través del desarrollo de las dos grandes fórmulas que revolucionarán el futuro de la humanidad: la electricidad en polvo (que actualmente se vende en bolsitas de 197g) y el agua deshidratada (que solucionará a futuro el grave problema de la sequía).
Y podría seguir enumerando una serie de teorías y desarrollos más que fueron elaboradas en esta Universidad, pero pecaría de insolente al establecer un número que seguro estaría en el medio de la verdadera cantidad.
Ahora, si realmente se debe atribuir a algo el renombre internacional que logró la Universidad Ecléctica de Bombal es sin duda alguna –o con alguna duda- el célebre enunciado de su padre fundador, Don Nicanor Amilcar Malatesta: “Yo no soy quién hizo las cosas que hice ayer, sino el hombre que fui ayer.
Se puede leer en la crónica de ese momento que Don Nicanor condujo su automóvil a las afuera de la tranquila ciudad de Las Breñas, donde apuñaló a su suegro y a su suegra, causándole a ambos la muerte, a la vez que atacaba y dejaba inconsciente al perrito de sus padres políticos. Ensangrentado y sin poder responder en última instancia porqué había atacado al perrito (lo de los suegros podía entenderse), le dijo a la policía no recordar nada sobre los asesinatos, y soltó la frase “Yo no soy quién hizo las cosas que hice ayer, sino el hombre que fui ayer”. Después de un año de investigación, como era de suponer debido a su influencia académica, fue sobreseído por los homicidios y tuvo que adoptar al perrito de sus suegros. Nacía con el gran enunciado de Malatesta la corriente filosófica del olvido; de a lo pasado pisado.
Esta casa de estudios abrió sedes en todo el mundo y desde hace algunos años han egresado grandes baluartes y cultores de la corriente filosófica que se destacan en distintos ámbitos de la vida diaria. Hay gente a la que le resulta muy fácil escribir con la mano sabiendo que mañana lo van a borrar con el codo, o defender elocuentemente aquello que ayer aborrecían. Y la vida sigue y ellos siguen caminando por las calles sin que nosotros los condenemos.
Pero bueno, de alguna manera, todos somos egresados de esta Universidad y como se sabe que un título da prestigio, hoy propongo la creación de un colegio profesional para matricular a todos los olvidadizos sistemáticos, de manera que podamos tener un control del ejercicio de la filosofía del olvido para que no sea, en el fondo, tan chocante ni grosera.
Siempre se puede perder la memoria…si están de acuerdo, me lo hacen saber y nos empezamos a colegiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada